Mi “habladómetro”

20151026_202336-1

    Esta palabra tan curiosa da nombre a una herramienta muy original para trabajar el volumen de la voz. Ni la idea ni el nombre son míos. El habladómetro que publico lo he realizado yo, pero basándome en uno encontrado en el blog Aula virtual de A y L y tomando algunas ideas de Anabel Cornago, autora del blog El sonido de la hierba al crecer.

    ¿Qué es y para qué sirve este habladómetro? En clase, a veces los alumnos hablan tan alto que el profesor acaba explicando a voces. En casa, cuando hay peques, es habitual que hablen alto mientras juegan, comen o cuentan sus cosas, de manera que los adultos tendemos a subir aún más la voz para poder entendernos.  No es extraño terminar hablando a gritos con alguien que tenemos a menos de dos metros de distancia. El habladómetro se usa para controlar el volumen adecuado a cada situación.

    ¿Cómo usarlo? Lo primero es explicar a los niños los cinco niveles de voz, poniéndoles ejemplos de situaciones en las que se usan. El habladómetro viene graduado como si fuera un termómetro que va a medir nuestra voz, desde el color azul (nivel 1) hasta el color rojo (nivel 5). El 1 (azul) es “Silencio”, por ejemplo cuando explica el profesor. El 2 (verde) es “Susurrar”, cuando los chicos trabajan en clase o en casa, o cuando quieren contar un secreto. El 3 (amarillo) es “Hablar bajo”, para hablar en clase, en casa y en general para conversar normalmente con amigos. El 4 (naranja) es “Hablar alto”, cuando los chicos juegan en el patio, por ejemplo, o para hablar con personas que están lejos. Por último, el 5 (rojo) es “Gritar”, cuando estamos en la feria, en la montaña rusa…

    En casa y en el cole nunca se debe pasar del nivel 3. La pinza es para hacer más gráfico el nivel de voz con el que estamos hablando, o para marcar el volumen adecuado al momento en el que estamos. Al principio, si hablan alto, les marcamos con la pinza el nivel que están usando, les explicamos que no es el correcto, y les indicamos cuál es el adecuado. Cuando se han familiarizado, solo hay que decirles que bajen a nivel 3, 2 o 1. Si lo van consiguiendo se les puede premiar con un refuerzo positivo, además de valorar y agradecer lo agradable que es trabajar usando el volumen adecuado.

    Tienes el habladómetro, listo para imprimir, pinchando en la imagen. Espero que te guste y que te sea de utilidad.

Anuncios

18 comentarios en “Mi “habladómetro”

  1. Verónica

    Muy interesante la propuesta, se agradece! solamente añadir que uno modifica su “Volumen” de voz, y no el tono, que está relacionado con la entonación. No hay que propagar esta confusión de términos en nuestros alumnos.
    Un saludo.

    Me gusta

  2. ASUNCIÓN SUALDEA MARTÍNEZ

    Llevo un buen rato rastreando todo tu trabajo, pues ha sido todo un hallazgo encontrarte, a través del grupo de facebook Educación especial P.T y A:L…. Yo soy maestra de audición y lenguaje, y estoy siempre alerta con todo lo que puedo aprovechar, pues lo que se tiene en las aulas siempre resulta insuficiente o deja de ser motivador para nuestros alumnos. Así, agradezco enormemente a personas como tú, por vuestra generosidad, ya que sois una gran ayuda.
    Te dejo mi blog por si encuentras algo interesante en él.
    http://www.logoptando.blogspot.com.es/

    Un abrazo y gracias nuevamente por tu trabajo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Asunción. Yo soy de las que piensa que se rentabiliza más el trabajo si se comparte, pues llega a más niños que lo necesitan, no sólo al mío. Ese es el motivo por el que creé el blog. Tengo aún mucho material sin publicar por falta de tiempo, ya lo iré haciendo poco a poco.
      Me guardo la dirección de tu blog y en cuanto tenga un ratillo lo cotilleo. Gracias.

      Me gusta

  3. Pingback: SA La patrulla del silencio – La Mochila del Arco Iris

  4. Pingback: Modulación de la voz: yo hablo bajito - Aprenent

    1. Hola Elisa. Funcionaría mejor si tuviera lucecitas de colores que se encendieran automáticamente según el ruido, pero eso no lo he conseguido aún, ji ji. Para los primeros días si puede ser útil, una vez que se saben el código de colores y los distintos niveles de ruido ya no es necesario tenerlo visible, con un “estamos pasando a nivel 4” o un “trabajamos en nivel 1” puede bastar. Suerte y que te funcione. Un saludo

      Me gusta

  5. Pingback: Somos de colores – Ratitos de creatividad

  6. Pingback: Habladómetro – Innovación, educación y NEAE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s